¿Por qué los traductores freelance deberían cobrar más?

Artículo de Marta Stelmaszak de 9 de agosto de 2011, traducido por Jimena Licitra

http://www.wantwords.co.uk/martastelmaszak/1415/why-freelancers-shouldnt-price-less/

La teoría de los costes de transacción no es plato de buen gusto para todos. De hecho, a mí tampoco me gusta especialmente (sin ofender, queridos economistas), pero al estudiarla he visto claro un tema importante y ahora dispongo de argumentos sólidos para demostrar que los traductores freelance no deberían bajar sus tarifas.

En el mercado de la traducción, existen tres tipos de profesionales: el traductor en plantilla, el traductor autónomo que trabaja para agencias y el traductor autónomo que tiene clientes directos. Analicemos de cerca estos tres supuestos.

Traductor en plantilla

Los traductores en plantilla trabajan en agencias y tienen una nómina todos los meses. Las agencias son las que se encargan de buscar clientes y proporcionar trabajo a los traductores. Es simple:

Cliente -> Agencia -> Traductor en plantilla

La agencia paga la nómina, ofrece seguros y se encarga de la contabilidad, los impuestos y los seguros sociales. Ha de invertir en nuevas tecnologías (por ejemplo: Trados para todos). Los traductores en plantilla trabajan 8 horas en la oficina y se van a casa (física o metafóricamente hablando). A fin de mes, cobran su sueldo, recortado por impuestos y retenciones. No tienen mayores preocupaciones, ni se encargan de la facturación, ni de la contabilidad ni del impuesto de la renta. En teoría, los traductores en plantilla se limitan a traducir y a hacer café. ¿Y cómo se refleja esto en el precio?

Cliente

  • paga por todo el proyecto

Agencia

  • asume los gastos administrativos
  • paga los gastos de la empresa
  • paga las nóminas
  • invierte en tecnología

Traductor en plantilla

  • traduce

La agencia cubre la mayoría de los costes de transacción

Traductor autónomo que trabaja con agencias

Cliente -> Agencia -> Traductor autónomo

Aquí la cosa se complica un poco. Detengámonos a pensar un momento: ¿cómo se justifica lo que cobran las agencias? Los traductores autónomos que trabajan con agencias realizan su propia facturación, contabilidad, impuestos, marketing y quién sabe qué más. Además, si quieres ser competitivo tienes que invertir en Trados. ¡Ahí queda eso! Las agencias exigen que tengas una solución tecnológica, pero no hacen nada por facilitártela.

Cliente

  • paga por todo el proyecto

Agencia

  • paga los gastos de la empresa
  • asume los gastos administrativos y de gestión de los proyectos
  • paga por el marketing

Traductor autónomo

  • traduce
  • lleva la contabilidad
  • emite facturas
  • paga impuestos
  • paga los seguros
  • invierte en tecnología
  • corre con los gastos de su oficina

 El traductor autónomo asume la mayoría de los costes, pero, por otro lado, no tiene que captar clientes nuevos ni preocuparse por la promoción. Aun así, hace mucho más que un traductor en plantilla.

Traductor autónomo con clientes directos

Cliente -> Traductor autónomo

En estas escasas ocasiones en las que los traductores autónomos consiguen clientes directos, son presa del pánico. Como consecuencia, por lo general ofrecen tarifas excesivamente bajas, una miseria, comparadas con las de las agencias. ¿Y por qué esto es un error?

Cliente

  • sigue pagando por el proyecto completo  

Traductor autónomo

  • traduce
  • lleva la contabilidad
  • emite facturas
  • paga impuestos
  • paga los seguros
  • invierte en tecnología
  • corre con los gastos de su oficina
  • se encarga del marketing
  • invierte tiempo en buscar clientes
  • se construye su propia imagen y sello
  • es una empresa

 Los traductores que trabajan con clientes directos ofrecen el servicio completo. No olvides que eres una empresa y tu tarifa ha de cubrir no solo el tiempo que pasas traduciendo, sino también el tiempo que inviertes en las facturas, las llamadas telefónicas, los correos electrónicos y el marketing. En este caso, tú eres la empresa.

¿Qué tarifa fijar entonces?

Yo aconsejaría a los traductores autónomos que sean firmes con sus tarifas y que dejen de quejarse de que viven peor que los traductores en plantilla. Un traductor autónomo puede ganar mucho más que un traductor en plantilla. Solo debes darte cuenta de que puedes permitirte cobrar por todo el tiempo que trabajas, no solo por el tiempo que pasas traduciendo. ¡Buena suerte!

Anuncios

Acerca de Cálamo & Cran

Centro de formación para profesionales del lenguaje, la edición y la traducción.
Esta entrada fue publicada en El rincón de Jimena, Traducción. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿Por qué los traductores freelance deberían cobrar más?

  1. Pingback: Why freelancers should charge more? | Rebekka Wellmanns

  2. Pingback: Why freelancers should charge more? | Polish English Translator and Interpreter

  3. Comparto plenamente lo expresado en el artículo, pero hay un problema: no se pagan las tarifas altas! Llevo unos anios trabajando como traductora por cuenta propia y la tendencia es más bien a la baja en vez de subir. Cada día hay más competencia (no siempre cualificada) y la necesidad muchas veces hace aceptar tarifas irrisorias, a los companieros y en ocasiones, también a mí aunque me haya puesto un límite. Cómo evitar la competencia desleal? Cómo obrar para conseguir unas tarifas decentes de acuerdo con el trabajo proporcionado?

  4. Pingback: Why freelancers should charge more? | wantwords

  5. Pingback: Why freelancers should charge more? | Business School for Translators

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s